LA MISMA CARA DE LA MONEDA

macetas_ok

Con el restablecimiento temporal del impuesto sobre el patrimonio, aparecido en el Boletín Oficial del Estado del sábado 17 de septiembre en el que se publicó el Real Decreto-ley 13/2011, de 16 de septiembre, se restablece el Impuesto sobre el Patrimonio con carácter temporal al derogar con efectos transitorios para los períodos impositivos 2011 y 2012, la vigente bonificación del 100% en la cuota íntegra para todos los sujetos pasivos.

La recuperación de la figura del Impuesto sobre el Patrimonio está siendo criticada desde diferentes foros. Independientemente, de que desde un punto de vista teórico puede defenderse que su recuperación persigue el loable objetivo de obtener mayores ingresos públicos para mejorar los objetivos de estabilidad asumidos por España ante sus acreedores de deuda, y por tanto para mejorar la calidad crediticia del país, que a su vez facilitará alcanzar unos diferenciales de tipo menores a los que hemos vivido en los últimos tiempos, y por tanto acabará facilitando en última instancia el crédito a pymes, autónomos y particulares, la realidad siempre acaba imponiéndose. 

No podemos obviar que la recuperación de la figura del Impuesto sobre el Patrimonio en la práctica implica una recaudación irrelevante en los ingresos tributarios, provoca el efecto de doble imposición al gravar bienes sobre los que previamente ya se ha tributado, diferencia entre individuos de distintas Comunidades Autónomas, y en los casos en los que se aplique ataca directamente al ahorro, que en realidad es el principal, y más seguro instrumento financiero facilitador del crédito tan necesario para cualquier actividad económica. A modo de apunte podemos recordar la figura del FROB originalmente planteada como facilitador de liquidez financiera para la concesión de crédito dinamizador de la economía, y que finalmente ha acabado como una figura de reestructuración del sector financiero en sí mismo. 

Ante el inminente devengo del Impuesto de Patrimonio en todas aquellas Comunidades Autónomas en las que no se apliquen las bonificaciones autonómicas del 100% en la cuota, cabe que los contribuyentes que se van a ver afectados hagan una reflexión de fondo, dado que indudablemente las futuras cuotas del Impuesto sobre el Patrimonio podrán minimizarse mediante una adecuada planificación fiscal que combine fórmulas de ahorro estrictamente legales y que ya eran aplicables antes del 2008. No es sólo una cuestión de doble imposición, es una cuestión de eficiencia económica.

La historia económica nos demuestra que la competencia del mercado es la que ofrece la mejor eficiencia, y en ésta línea de pensamiento el mejor gestor de patrimonio es su legítimo propietario, que al enfrentarse a la toma de decisiones ante las distintas alternativas que le ofrece el mercado, en función de su perfil de riesgo, conocimientos y habilidades, se asesorará por unos u otros y alcanzará unos u otros rendimientos, además de facilitar el flujo real del capital facilitador en última instancia del crédito a pymes, autónomos y particulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.