OPORTUNIDAD 2013

oportunidad 2013

Este pasado año 2012 ha sido un año duro, con malos resultados fruto del reajuste de la economía española. La situación macroeconómica ha sido peor que la del 2011, aunque se va apreciando una tendencia a la estabilización. Ha destacado por la reducción del gasto público y privado, la subida impositiva, el aumento de paro y la disminución de la renta disponible de las familias. La mayoría de los sectores comerciales han sufrido la bajada de ventas y de rentabilidad por el reajuste económico.

Si bien el año 2012 ha sido un año difícil, todos los reajustes aplicados servirán para encarar los próximos años con mayor consistencia estructural, aportar mayor confianza que permita atraer inversiones internacionales que a su vez generen confianza a los inversores locales, y de esta forma conseguir reactivar la economía y con ella el consumo y la tasa de ocupación.

oportunidad 2013

Todos los datos macroeconómicos, y todos los inputs microeconómicos que recibimos en nuestra gestión diaria de carteras de activos nos dan la certeza de que el año 2013 es el año para el inversor astuto, aquel que busca la rentabilidad en sí misma, pero también el recorrido de valor del activo, lo que entendemos como oportunidad de compra. La oportunidad es la circunstancia favorable que se da en el momento oportuno, éste año 2013 es el año de las oportunidades inmobiliarias. Sólo tenemos que recurrir a la historia económica de las últimas décadas para corroborar que tras la tempestad siempre viene la calma. En la medida que vaya pasando el tiempo los escalones de generación de valor se irán superando cumpliéndose la irrefutable ecuación de rentabilidad-riesgo.

El mercado inmobiliario nunca debería haber llegado al nivel de precios que llegó en el 2008. Las circunstancias de la extrema facilidad de acceso al crédito (por cualquier individuo o sociedad capaz de presentar unos flujos de caja previsionales inciertos), facilitados en última instancia por un sistema financiero internacional interesado en ofrecer máxima liquidez, y las circunstancias político-económicas del mercado inmobiliario español en particular, llevaron los precios a valores irreales. Hoy, tras 5 años de travesía del desierto, y tras la creación del Banco Malo, la base del valor de los activos está clara. A partir de ésta base, hemos de ser capaces de seleccionar, de la oferta disponible, aquellos activos que permiten generar valor a medio plazo mediante una gestión profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.