¿PUEDE EL BANCO MALO ACABAR SIENDO BUENO?

banco malo

El Banco Malo es una sociedad semipública denominada oficialmente como SAREB (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Restructuración Bancaria) que tiene como objetivo comprar todos los activos tóxicos que tiene la banca.

La creación de un Banco Malo permitirá a las entidades financieras liberar de sus balances todos aquellos activos inmobiliarios cuyo valor ha caído en picado tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, y que en la actualidad tienen muy poca probabilidad de ser vendidos. Dichos activos son: Inmuebles terminados, viviendas a medio construir, suelos, y préstamos hipotecarios que las entidades habían concedido a promotores.

 El SAREB tendrá 15 años de vida, margen de tiempo que inicialmente le permitirá sacar al mercado aquellos activos que son más líquidos (principalmente viviendas terminadas en ciudades), y esperar a que la economía se recupere para ir realizando los activos de menor liquidez.

El SAREB estará mayoritariamente formado por capital privado, para así evitar que los activos se consoliden como Deuda Pública. Por tanto, el FROB controlará como máximo el 49% de la sociedad. Las empresas que ha mostrado interés en adquirir este tipo de activos (siempre que los descuentos aplicados sean creíbles por su recorrido de valor  para cada tipología de activo) son: Hedge Funds, Sociedades de Capital Riesgo, y Entidades Financieras de otros países.

Asumiendo que la falta de financiación es el principal problema que paraliza el mercado inmobiliario, y que a su vez incrementa el GAP entre oferta y demanda, el Banco Malo debe contribuir a dinamizar el mercado por una doble vía: Valoraciones de los activos a precios reales de mercado que permitan cerrar transacciones, y saneamiento de los balances de las entidades financieras que les permita obtener liquidez para dar financiación.

Por tanto, la creación del Banco Malo es una medida dinamizadora de la economía real. Las entidades financieras logran librarse de todos sus activos tóxicos, obtienen liquidez, financian a empresas y particulares, y dinamizan la economía real. Cada vez tenemos más cerca el tan esperado encaje entre oferta y demanda, con acceso a financiación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.