UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA

balanza

El pasado jueves 22 de Diciembre el Govern aprobó la tercera de las leyes Omnibus, el Projecte de Llei de Promoció de l’Activitat Econòmica. Este proyecto de Ley modifica varias leyes, entre otras la LEC (Llei d’Equipaments Comercials), con el principal objetivo de clarificar la ley, así como el de agilizar los trámites para la promoción de la actividad económica en Catalunya.

En cuanto a la modificación de la LEC, el Govern ha hecho cambios significativos, que entendemos como un gesto a la liberalización del sector y al fomento del comercio. No obstante, en nuestra opinión estas medidas son insuficientes, además de que se han añadido algunas dificultades extra a la implantación de medianas y grandes superficies comerciales.

Los principales cambios que aporta dicha Ley a la LEC son los siguientes:

+        Dentro de la definición de municipios asimilables para la implantación de superficies comerciales se incluyen aquellos cuya ETCA (población equivalent a temps complet anual), sea superior a lo que marca la Ley para cada tipo de establecimiento. Esta medida facilitará la implantación de nuevas superficies comerciales en municipios turísticos o con gran número de residentes estacionales.

 +        Las concentraciones comerciales delimitadas en el PTSEC (2006-2009), se equiparan a efectos de ordenación de equipamientos comerciales a las TUC del municipio correspondiente. Esto permite que agrupaciones comerciales que habían quedado excluidas de la TUC (por el Decret Llei d’Ordenació dels Equipaments Comercials 1/2009) de los municipios correspondientes y, que por lo tanto no se les permitía: a) Cambiar el tipo de licencia de actividad, b) Incrementar su superficie comercial o, c) Instalar nuevas superficies comerciales; ahora sí que puedan hacerlo. Siempre y cuando las características del municipio al que pertenecen así lo permitan. Nosotros entendemos que cabría expandir está norma a todos los establecimientos comerciales situados fuera de las TUC.

  +        Los recintos comerciales con licencias de implantación, o ampliación otorgadas en aplicación de la Ley 18/2005 de Equipamientos Comerciales se asimilan también a la TUC, siempre que no se sobrepase la superficie de venta que les fue concedida en la licencia respectiva. Es decir, se podrán modificar las licencias de actividad, pero no se podrán incrementar las superficies comerciales máximas delimitadas en la anterior Ley.

 +        Las empresas que posean centros de I+D o diseño, vinculados a actividades de consumo podrán implantar un pequeño o mediano establecimiento comercial siempre que: a) Dicho centro de trabajo a más de 50 o 100 trabajadores, b) El establecimiento comercial se implante en el mismo municipio y polígono que el centro de I+D o diseño, y c) Que dicho comercio comercialice exclusivamente productos creados en dichos centros.

 -        Se eliminan las excepciones de los artículos 9.3b y 9.4, que facilitaban la implantación de medianos y grandes establecimientos limítrofes a las TUC.

 Este proyecto de Ley hace algunos avances significativos hacia la apertura comercial, y sobre todo, en temas administrativos es un paso adelante, teniendo en cuenta el elevado proteccionismo comercial en Catalunya.

Ahora bien, dichos avances son insuficientes, las mejoras afectan a solo una pequeña parte de las superficies comerciales en Cataluña y no se contribuye como se debería al objetivo de la Ley la promoción de la actividad económica. Somos de la opinión que se debería haber aprovechado esta Ley para liberalizar el sector comercial en Catalunya tanto en implantación de establecimientos como en horarios comerciales, siguiendo la estela de la Comunidad de Madrid.

En Catalunya vamos por detrás en éste ámbito y, por ello, tememos que los principales operadores e inversores dejen de ver Catalunya como el lugar idóneo para realizar sus proyectos comerciales, y prefieran implantarse en otras zonas que les den mas facilidad para obtener licencia.

El Govern y la sociedad Catalana han de recapacitar sobre esta realidad y romper con el espíritu proteccionista decadente del comercio, liberalizar el sector para atraer mayor oferta y variedad comercial para que la sociedad se pueda beneficiar de los nuevos empleos, facilidades, mayor accesibilidad para el consumidor, desarrollo de nuevas áreas comerciales y en definitiva, un impulso a la economía catalana que tanto necesita hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.